Blogia
By Mario _LAMANOLOCA_

NUESTROS PEQUEÑOS ESCLAVOS

NUESTROS PEQUEÑOS ESCLAVOS

Según las estimaciones más optimistas 219 millones de niños trabajan como esclavos y morirán como esclavos. De esos 219 millones, la gran mayoría lo hace para empresas con intereses en Occidente: Nos fabrican los muebles, las zapatillas, los trajes deportivos, los bolsos y hasta los juguetes para nuestros propios hijos felices y sobre alimentados.

El sistema capitalista, ese que consideramos el mejor de los conocidos, está sustentado sobre sangre, marginación, muerte y miseria. Intentan convencernos de que los demás sistemas, o los anteriores al nuestro, eran aun peores. Pero yo me pregunto; ¿peores para quién? ¿Para los Vietnamitas esclavos? ¿O para el especulador sin escrúpulos que monta su fábrica de deportivos en la India?

Es curioso como, a pesar de que el asunto se lleva denunciando décadas, seguimos viviendo en nuestra urna maravillosa de consumo fanático, con los ojos cerrados y esperando que un día llegue el milagro y todo se solucione.

Construimos vayas para que la sangre y el sudor de nuestro esclavos no nos salpique. Y mientras, el mundo de allá fuera se muere…

Aquí dentro vamos a misa, llevamos a nuestros hijos al Bautismo y poco después los empujamos a la comunión. Todos nos regocijamos vestidos con trajes de 500 euros, nos emborrachamos para celebrar la unión con Dios y el Espíritu Santo y colgamos crucifijos de oro y plata en nuestros cuellos; el icono de la compasión, del sacrificio, de la bondad y el amor hacia el prójimo.

Allá afuera los niños mueren de inanición, de sobre esfuerzo o de diarreas evitables, para que aquí podamos seguir la fiesta…

¡Viva el capitalismo!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres