Blogia
By Mario _LAMANOLOCA_

INDISCUTIBLE

INDISCUTIBLE

Derrocar a un dictador no es solo acabar con su gobierno y disolver las fuerzas de opresión y defensa. Derrocar un dictador implica un sin fin de responsabilidades y una enorme tarea de estabilización, control y mejoras institucionales.
El pueblo sujeto al régimen espera un crecimiento en sus libertades y un aceptable nivel de vida, digno y bajo los preceptos de los derechos humanos fundamentales. Sería absurdo embarcarse en una guerra sin un mínimo de esperanzas de mejoras vitales.
Pero en Irak, la población se encuentra inmersa en un paradójico infierno. Después de la opresión de Sadam, los Americanos desembarcaron como el Séptimo de Caballería en ayuda de la damisela cautiva por los indios. Sadam y su régimen fueron destruidos. Pero hoy, las guerras tribales, las mafias, la venganza, los saqueos y la alienación mental de la población más castigada por la muerte y la desolación, han convertido el país en un infierno aun mayor que el regido por el gran dictador.
Es por todo que debería quedarnos muy claro, a la hora de analizar la intervención de EEUU en Irak, que derrocar a un dictador no es solo acabar con su gobierno. EEUU no ha cumplido con su parte de responsabilidad, y como esperábamos los más pesimistas, se está comportando cual facción perdida del pirata Barba Roja, saqueando los recursos naturales para luego marcharse a la conquista de otro puerto.
Los civiles, es evidente, que no son su preferencia. La paz, menos aun. Y la libertad, claro que sí, solo que la de los grandes magnates y especuladores con pasaporte Americano, que ahora pueden disponer a su antojo de lo que no es suyo.
Cualquier conversación al respecto que no tenga como prioridad la estabilización inmediata del país, no merece ni mis ojos ni mis oídos. Me molesta discutir sobre la evidencia. Y más aun cuando hay gente inocente muerta de por medio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres