Blogia

By Mario _LAMANOLOCA_

¿GUERRA CONTRA EL TERRORISMO?

¿GUERRA CONTRA EL TERRORISMO?

A partir del mes de noviembre, los pasajeros que se embarquen en un avión no podrán llevar consigo una cantidad de líquido superior a 100 mililitros. Así lo ha decidido la Unión Europea para evitar que puedan emplearse materiales líquidos como potenciales explosivos. La decisión de limitar la cantidad de líquido que portan los pasajeros de un avión (una lata de refresco contiene 330 ml, más del triple de lo que se permite), responde a la trama terrorista que se desarticuló en el Reino Unido y que pretendía utilizar explosivos líquidos. Las nuevas reglas, sin embargo, todavía permiten a los pasajeros comprar, bajo determinadas condiciones, cantidades mayores de líquidos en las tiendas de los aeropuertos después de pasar el control de las tarjetas de embarque, esto es en las tiendas libres de impuestos. Esta nueva normativa no afecta a los líquidos que se pueden llevar en el equipaje facturado.

Noticia extraída de Aviación Digital.com.

Después de leer esta pandacada estoy más seguro que nunca que juegan con nosotros como si fueramos fichas de ajedrez. Ahora queda por descubrir quienes son los dos ajedrecistas que disputan el torneo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

NO DEJES DE VISITARLA. TE DIVERTIRÁ

NO DEJES DE VISITARLA. TE DIVERTIRÁ

Excelente página. Solo recomendada para los más ateos. Su contenido no deja indiferente.

 

SIN DIOSES

 

RECORDAR EL PASADO PARA CONSTRUIR EL FUTURO

RECORDAR EL PASADO PARA CONSTRUIR EL FUTURO

En todo el asunto de la nueva ley de Memoria Histórica, del que tantas líneas estamos escribiendo, hay una cuestión que me llama poderosamente la atención. Como todos sabemos, la ley acaba de ser aprobada (bajo mi punto de vista sigue siendo pobre e irrespetuosa con los que se dejaron la piel defendiendo el sistema de libertades). No así, los detractores de la misma no han tardado en alzarse como el verdadero espíritu reconciliador, en contramedida a los  supuestos revanchitas que si la apoyan, e incluso, como es mi caso, que iríamos más allá, publicando nombres de ejecutores (por poner un par de ejemplos) y expulsando del país a los familiares directos del dictador, con la inmediata expropiación de sus fortunas, de las que tanto les gusta presumir y que son fruto de la muerte y el expolio.

El caso es que los detractores de la ley, autoerigidos salvadores de la democracia y la convivencia (que ironía), tienen  miedo a que la nación explote en un mar de peleas en los bares, luego las peleas se extiendan a las calles, y más tarde nos volvamos a matar unos a otros. Curiosa argumentación. Sería como intentar eliminar de los libros de texto las guerras entre católicos y musulmanes, por que en los colegios de hoy existe una evidente mezcla de razas afines a uno y otro lado. Una irresponsable sandez, como creo entenderán. La guerra civil es historia reciente, y por ello debería ser expuesta y conocida por todos. De hecho, para que nunca volvamos a matarnos unos a otros, el conocimiento objetivo de los acontecimientos es la pócima más eficaz que se conoce. Palabra de Confucio.

El sentido común y la experiencia nos de muestra que la historia es vital para el correcto desarrollo de una sociedad que quiera ser civilizada. Durante cuarenta años se escribieron miles y miles de páginas, no solo satanizando a la república, si no maldiciendo y criminalizando a todo aquel que tuviera un alo de izquierdista en su sangre. Yo estudié en un colegio de clara vocación católico fascista (ya en tiempos de democracia), como fue el Colegio Santo Tomás de Aquino, donde tuve que redactar y aprender frases sobre la guerra civil del tipo; “En la defensa del Alcázar de Toledo, un pequeño grupo de valientes soldados españoles soportaron durante días la envestida salvaje de las hordas comunistas”. Contaba con solo 13 años, pero ya te preguntabas cosas del tipo; ¿hordas comunistas? ¿mi abuelo era uno de esos monstruos de ojos rojos que integraban la horda? ¿ pero no era Franco el que tuvo como aliados a las tropas nazis e italianas? ¿ y en la segunda guerra mundial, no eran los nazis los malos? ¿ qué está pasando? ninoninonino…

Lo que sucedió en España no fue una pelea entre dos partes iguales. En ningún caso existía una mitad adicta al sistema dictatorial y otra mitad amante de las libertades. Simplemente la sociedad se vio obligada a adaptarse al régimen del terror y  garrota. En 1939, en España aconteció la aniquilación y extermino de un sistema democrático, con gobernadores electos y una constitución aprobada en mayoría. Es una aberración y un insulto a la inteligencia meter en el mismo saco a los que apoyaron el franquismo con los seres humanos que dejaron su piel en la defensa de la libertad, por lo que me niego a hablar de un bando y otro en igualdad de condiciones. Sería como equiparar las razones del asesino múltiple con la defensa letal del agredido.

Los militares que se sublevaron rompieron el juramento de servir a la patria y al pueblo. Eso es un hecho. La guerra civil española fue la primera guerra moderna donde se emplearon los bombardeos contra civiles como medida disuasoria. Eso es un hecho. Los militares golpistas, no solo eran traidores, si no que se comportaron y actuaron al nivel de sanguinarios depredadores, creando un precedente al que hoy en día estamos muy acostumbrados; ataques aéreos contra gente desarmada; la forma más vil y cobarde de hacer la guerra. Sin embargo hubo otros muchos militares que siguieron fieles y lucharon en total desventaja numérica y armamentística para frenar las inquietudes fascistas. Y esa gente ha sido borrada de la historia, cuando no mancillados sus nombres por historiadores afines al franquismo. Es de justicia hablar de las ejecuciones sumarísimas, de las violaciones, de los robos de infantes, de los encarcelamientos y torturas, de las represalias ideológicas, todo acontecido tras la contienda, lo que eleva la acción al rango de barbarismo.

Lo que exigen aquellos que apoyamos la ley de Memoria Histórica no es revancha. La historia objetiva ha de construirse desde un marco de libertad individual y de prensa, como el que hoy disfrutamos. Todo lo dicho con anterioridad cae en la sospecha de manipulación, por el simple hecho del carácter gregario del régimen inspirador. Es por ello que necesitamos una visión global de los acontecimientos, jamás contada hasta ahora. Eso se llama justicia. En ningún caso ha de confundirse con ansias de venganza, pues caemos en baratas argucias de los únicos interesados en el silencio y muerte de hechos pasados, que no son otros que los mismos que vejaron e insultaron la dignidad de nuestro país.

Los judíos sufrieron genocidio, los indios de América fueron masacrados por españoles psicóticos inspirados en la santa misión evangelizadora, las cruzadas sirvieron de excusa para ampliar las posibilidades de mercado de la nobleza inglesa, las brujas de Salem no fueron tales, en Irak no hay armas de destrucción masiva, Afganistán sigue siendo el primer productor de heroína del mundo y los señores de la guerra, antiguos talibanes, ostenta gran cota de poder. Con esto sólo quiero ratificar mi convicción de que la historia ha de ser conocida hasta su más escabroso detalle. Es vital, crucial y saludable. Cambiarla u ocultarla no nos lleva a ningún lugar, al menos a ningún lugar donde merezca la pena habitar.

La ley de Memoria Histórica no traerá otra guerra. Quizá algo de vergüenza y justicia. Pero les aseguro que no otra guerra.

 

¿DOS ESPAÑAS?

¿DOS ESPAÑAS?

Mariano Rajoy está muy preocupado. Le quita el sueño la finalidad real de los proyectos de restauración de la memoria histórica impulsados por el gobierno del P.S.O.E. Dice que solo servirán para ahondar la brecha entre las dos Españas, y que removiendo en el pasado corremos el riesgo de abrir viejas heridas.

Y yo, en mi ignorancia, me pregunto: ¿De que dos Españas habla? ¿Pero es que hay otra, a parte de la constitucional y democrática? ¿Y quienes son esos viejos heridos a los que les pueda ofender que se rescate una gran parte de la historia, censurada y ocultada durante décadas? ¿Es que aun quedan en nuestras calles tantos fascistas de cruz gamada y brazo en alto, que representan una mitad del país? Pues yo creí que sólo eran unos pocos, y que pensar en sus problemas no era preferente. Vamos, que a un Estado democrático, que debe, y está en su obligación moral, condenar cualquier tipo de sistema absolutista, le debería traer al fresco las sensibilidades de los afines a dichos regímenes.

Y va Rajoy y dice que los conoce, y que no quiere que se disgusten.

UNA DE AUTOCRÍTICA A LA ESPAÑA DE CERVANTES, AZNAR Y ZAPATERO.

UNA DE AUTOCRÍTICA A LA ESPAÑA DE CERVANTES, AZNAR Y ZAPATERO.

El orgullo nacional tiene la curiosa propiedad de transmutar las vergüenzas en razones de alborozo y vanagloria.

Es como una pócima mágica capaz de convertir a la rana en príncipe, o con la que sacar a la bella durmiente de su sueño.  Hasta los más estúpidos títeres del panorama español hinchan el pecho, cual aguerridos legionarios, tras definirse patriotas de la basta  piel de toro peninsular.  O puede que sea precisamente su extrema estupidez la razón de tanto gozo.

¿Cómo se puede estar orgulloso de una nación como esta? Ni es para tanto, ni lo merece en cuestión. España es grande en muchas cosas, pero en pocas de las que podamos enorgullecernos.

Miren si no a tipejas de la catadura de la Duquesa de Alba; infrahumana aparición, de fortuna heredada a base de favores _qué favores_ y las patéticas formas caciquiles de gestión patrimonial, abaladas por otros tantos políticos de difícil dicción, como el presidente de Andalucía, Manuel Chávez, que la nombró hija predilecta, de a ver que lugar, y que solo el maligno sabe por qué motivo y razón. Miren cuantos como ella, de incalculables fortunas, bien alimentadas y engordadas en el régimen fascista que nos amansó las tripas años ha, y cuanto periodista pelotero, detrás de sus culos a ver si cae algo que llevarse a la boca. Pena me dan, llamarlos profesionales de la comunicación a tanto triste bujarrón. Que claro está que el mundo no tiembla por los malvados, si no por los que toleran a los malvados, cual bufones de traje multicolor.

Y el colmo de los colmos, días pasados, paseando y fiesteando con su tercera familia católica ya; la nietísima, directa del gran dictador, restregando su dinero manchado de sangre y muerte por su España “una y grande”, que aun es suya, como lo fue de su abuelo. ¡Qué dantesco espectáculo! Pero aquí estamos los orgullosos españolitos, dejando que la prole del degenerado dictador, que expolió y asesinó como ningún humano lo hizo en esta maravillosa España, acampe en nuestras tierras de pastos y encinas, jactándose de su asquerosa grandeza. ¡Ah, que gran orgullo!

Y no olviden a las mafias, que proliferan como en los mejores tiempos de Nápoles y la “Cosa Nostra”, pero con más políticos en nómina y más imbéciles haciéndoles la pelota.

¡Qué gran país! Los primeros, no sólo en mega anormales y mega delincuentes por metro cuadrado, si no en todo comportamiento incívico e insolidario:

Disfruten pues de la degradación de nuestro medio ambiente. Somos los “number one” de Europa en cargarnos bosques, playas y lo que nos echen. ¡Coño, que somos españoles! ¡Pero que se habían creído estos europeitos pijos! Somos los mejores en lo que sea. Y como somos los mejores, bueno y qué, pues hala, también los number one en abandono de mascotas, en atentados contra las personas, en contaminación acústica, en el mal gasto de los pocos y vitales recursos acuíferos, en desinterés por las energías renovables. Y nuestro delito favorito, los primeros en estafa y ocultación de capital a la hacienda pública.

Además, y para terminar el traje, nuestros infantes y adolescentes, herederos de lo poco que quede, se revelan con los peores resultados de nivel académico en relación con sus compañeros de la Unión Europea. Estamos que nos salimos: Somos el país donde más tarde se emancipan los jóvenes, que no es de extrañar por las dificultades que encuentran para comprarse un puñetero y constitucional techo donde protegerse de las ventiscas. Y los más curioso; a pesar de contar con una de las rentas per-cápita más bajas de toda la Unión, las nuevas tecnologías, plataformas del saber y el creciente comercio mundial, son más caras que en ningún otro estado europeo: el teléfono, internet, las llamadas móviles… Una joya de lugar, donde comer, que era nuestro fuerte, también empieza a ser mucho más caro que en el resto. Y aun nos quieren convencer de la España de grandeza y cabeza alta, aunque mucho jóvenes talentos hayan decido marcharse a países donde se invierta algo más en investigación y desarrollo, por que aquí se quitaban la miseria a ostias, además de sentir un profundo desinterés y abandono institucional, que ya tiene suficiente con gastarse la pasta en religiones y supercherías varias, que poco pan nos traen a la boca y menos a la cabeza.

Mientras tanto hay merluzos con la bandera en la gorra, tan orgullosos del país más insolidario, mafiosos, sucio, estafador y superticioso de toda la Unión Europea, que ladran a cualquiera que ose criticar nuestra esencia de bandolero montañés.

¡Qué lugar! Y parafraseando a un gran escritor español (sin que sirva de precedente la expresión); qué país y que paisanaje…

Bienaventurados los dueños de un balcón en Valencia, por que de ellos será la pasta.

Bienaventurados los dueños de un balcón en Valencia, por que de ellos será la pasta.

Cuanto golpe de pecho, cuanto feligrés emocionado y dispuesto. Pero la visita del Vicario de Cristo a la ciudad de Valencia es mucho más que el chorro de bendiciones y los discursos incontestables. Las calles se engalanan a su paso y los balcones lucen sus mejores macetas y los más lindos trajes, al tiempo que sus henchidos dueños esperan con los brazos y los bolsillos abiertos el enorme chorro de dinero que generará la especulación por los derechos de los mismos.
Que curiosa paradoja: humildes siervos de Dios comerciando, cual fariseos, con los privilegiados asientos elevados que ofrecen los bienaventurados edificios del paso del cortejo.
Ya es noticia las enormes sumas de dinero que se solicitan por un buen balcón. Incluso por uno malo se pagan cantidades insultantes.
¿Creen ustedes que declararán el IVA en la factura? ¿O irá toda en negro? Y los beneficios, ¿los usarán para obras de caridad? ¿O se comprarán un plasma de última generación?
Si señor, curiosa paradoja… Cuanto hombre de fe jactándose de hijo de la luz, y que oscuros y vanos intereses detrás de tanta banderola blanca y amarilla.

Como cierre a esta breve reflexión quisiera dejar constancia de unas frases dignas del evento en cuestión:

“El último cristiano murió en la cruz”. Friedrich Nietzsche
“Si cristo volviera, él sería todo…menos cristiano” Mark Twain
“¡Desde tiempos inmemoriales es bien sabido cuán provechosa nos ha resultado esa fábula de Jesucristo” Papa León X

MEJOR ME VOY CON EL DIABLO

MEJOR ME VOY CON EL DIABLO

Leí hace pocos días que la conferencia episcopal, en su ingerente servicio a la comunidad, y muy preocupada por lo que la ultraderecha española llama, disolución del país en beneficio de los nacionalismos satélites, ha editado un texto explicativo sobre como dirigir un estado democrático dentro de la ética y valores católicos.

Los Obispos españoles creen que el parlamento, en su categoría de representantes electos del pueblo, no tiene autoridad moral para instruir sobre las mejores formas de distribución social, y para compensarnos del agravio político que representan, los prelados nos regalan su sapiencia milenaria: Ese buen hacer que llevó a medio mundo al oscurantismo y al sectarismo educacional. Esas buenas maneras que auspiciaron a todos y cada uno de los regímenes totalitarios, fascistas y sanguinarios de la vieja y nueva Europa. Ese espíritu altruista, que planeó sobre el planeta, llevando la palabra de Dios sin esperar obtener beneficios económicos. ¿De verdad aun engañan a alguien? Ni os imagináis lo sorprendente que me resulta. ¿Cómo es posible que gente culta, con un coeficiente intelectual medio, sigan escuchando el discurso demagogo y cínico de la Iglesia?

He de ser duro con este asunto. Las licencias que el catolicismo se atribuye, para insultar al resto de la humanidad con su lenguaje prepotente, deben tener una oposición de igual medida.

Abogaría por que el Vaticano y sus compinches, en vez de preocuparse tanto por la conformación de los estados de la tierra, algún día editaran un decálogo del funcionamiento interno del reino de los cielos. Creo que muchos feligreses tendrían así una mejor perspectiva del club al que pertenecen.

Yo, personalmente, estaría arto interesado en que me contestaran cuestiones sobre la forma de gobierno del paraíso de  Jehová. Me gustarías saber si es un Dios absolutista o si por el contrario los habitantes del cielo pueden plantear cuestiones trascendentales que afecten a su vida eterna. Me gustaría enterarme de como transcurren los días en un lugar sin finitud, donde todo está dicho por el monarca, donde todo está hecho, donde nada falta por mejorar. Me gustaría comprender que sentido tiene una existencia sin la capacidad creativa y crítica del ser humano. Y lo más importante; me gustaría ver quién ronda aquellos lares. ¿Se sienta Franco junto a Dios? ¿Para por allí el Cid campeador, con su espada castellana hasta el mango de sangre? ¿Hitler es amigo de San Gabriel, el magnífico ángel exterminador? ¿Corretean con sus caballos, de estrella en estrella, los valientes cruzados? ¿Hay una casita con jardín reservada para Pinochet? ¿Y Pio XII? ¿Seguirá dispuesto a bendecir los cañones y aviones fascistas que masacraban poblaciones civiles en la segunda guerra mundial?

Necesito que la curia católica me desvele algunas de estas cuestiones, por que de contestarme positivamente a las mismas, mejor me monto en la Harley y me marcho con Lucifer.

LAS FRASES:

No tomes el nombre de Dios en vano; escoge el momento en que tenga efecto.
Ambrose Bierce (1842-1914) Escritor estadounidense.
Cuando Dios creó el Mundo vio que era bueno. ¿Qué dirá ahora?
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

COMUNISMO O CAPITALISMO. CUESTION DE FE

COMUNISMO O CAPITALISMO. CUESTION DE FE

Cualquiera que haya leído algunos de mis textos habrá podido notar que tengo tendencias de pensamiento cercanas a las antiguas teorías comunistas. Con la caída del muro y el desplome del telón de acero, que dejó al descubierto las mentiras y corruptelas que germinaban en tan opacos regímenes, he tenido que lidiar, en mis intrascendentales conversaciones de bar y salón, con  opositores que utilizaban estos elementos para su argumentación de ataque.

Entiendo que el comunismo se identifique con una forma de estado anquilosada y socialmente fracasada. Pero no por ello debemos olvidar que el capitalismo pueda estar entrando en una dinámica autodestructiva, generada por los procesos insostenibles de evolución económica del mercado, que podría llevarlo a la rotura de la cadena consumista y acabar desmoronándose como le pasó al comunismo.

No es la base filosófica de las ideas de ambos regímenes la que falla, si no  la degeneración de las mismas. Es por ello por lo que no defiendo al capitalismo, a pesar del fracaso comunista. Pienso que la podredumbre institucional, que desmantela la convivencia entre ciudadanos, corroe tanto a un sistema como al otro. El orden de destrucción de los mismos no es razón de anteposición.

Colocarse en un bando u otro es más una cuestión de fe. Vendría a ser como creer en Jehová o Alá. Tanto un Dios como el otro pregonan lo mismo y tienen la misma finalidad. Pero con distintas pautas de comportamiento para llegar a la consecución de objetivos. Si las iglesias corrompen en el camino la palabra de los profetas eso no desvirtúa el contenido de los textos religiosos, si no que los declina en favor de un tercero.

Yo soy comunista. Creo en el comunismo como sistema. Y no por ello comulgo con Castro, como tampoco comulgaba con la dictadura Stalinista. Estos vendrían a ser para mí como la Santa Inquisición  para el catolicismo; una mancha horrible en su historia, que aun perdura con el nombre de “Congregación para la Doctrina de la fe”. Y quizá (no lo descarten) la forma de pensamiento y la línea radical de actuación que los aboquen a un futuro fracaso como religión mayoritaria.

¿Es pues esta razón suficiente para desmitificar la idea del mundo que nos mostró el profeta Jesucristo? No lo creo. Sería una opción perjudicial para el propio proceso de evolución intelectual del hombre, destruyendo un engranaje histórico de su crecimiento como especie. Por el mismo motivo considero inaceptable una argumentación basada en el fracaso de los administradores que llevaron a la práctica las teorías comunistas, para luego arrojarla a las llamas del infierno y descartarla como una opción más de gobierno y estado.

DEMOCRACIA ¡QUÉ NEGOCIO!

DEMOCRACIA ¡QUÉ NEGOCIO!

Los regímenes totalitarios, allá en los lugares donde aun se dan, se caracterizan por el uso particular, mercantilista y absolutista que los mandatarios hacen del poder.
Todas y cada una de las herramientas del estado se ponen al servicio de los intereses económicos del gobernante, representado siempre por un ser de escasa moral, absoluta falta de ética, sin capacidad empática y carente de todo sentido del altruismo.
El gobernador totalitario, una vez posicionado, es de muy difícil eliminación. Por regla general se requieren medidas violentas para conseguir su marcha.
Desafortunadamente, los gobernantes totalitarios no solo son propios de repúblicas bananeras, países islámicos o antiguas dictaduras europeas. Estos seres infrahumanos germinan incluso en mitad de las democracias, escondidos en pequeñas ciudades o en pueblos susceptibles al expolio. Son como la mala hierba en mitad del frondoso huerto, como el vampiro que acecha a la presa, como la garrapata que se cuelga de la oreja del perro.
Aunque las herramientas de control de nuestro sistema permitan la posibilidad de terminar con estos parásitos de forma más pacífica que en otras latitudes, no debemos subestimar su poder; pues una vez se sientan en el trono actúan con las mismas viles y manipuladoras pautas de comportamiento que cualquier otro dictador. Utilizan las herramientas que el sistema les proporciona para favorecer sus intereses particulares, y con ellas acallar o entorpecer la voz tanto de los opositores como de los que pudieran representar un potencial peligro a sus oscuras finalidades, que jamás se corresponden con las necesidades del pueblo. Es por eso la obsesión de algunos políticos, de sospechosa similitud con estos personajes, por ejercer control absoluto hacia los medios de comunicación. Saben que la información que llega a la gente es vital para facilitarles la tarea de desmembrado de la democracia. Una vez que tienen en sus manos a los medios de comunicación el totalitarismo demagogo extiende sus sucios tentáculos por cada institución, como una víbora silenciosa, sin nadie ni nada que pueda impedirlo.
Esta circunstancia puede tener lugar a gran escala, en la misma raíz del gobierno central, o a pequeño nivel, hasta en los ayuntamientos más pequeños. Es suficiente con poner de ejemplo casos bien conocidos de corrupción urbanística, que no sólo ocurren en Marbella y la costa Mediterránea. En los tiempos que corren, son ya muchos los alcaldes y alcaldesas que se ven tentados por el dinero fácil que proporciona la especulación inmobiliaria. Un empresario sin escrúpulos y un político o política corrupta, representan el nuevo absolutismo: _“El uso de la democracia y sus herramientas para hacer buenos negocios” _
Sin comunicadores libres, independientes y autónomos nuestro mundo está perdido. Esperemos que no lo olviden.

NUESTROS PEQUEÑOS ESCLAVOS

NUESTROS PEQUEÑOS ESCLAVOS

Según las estimaciones más optimistas 219 millones de niños trabajan como esclavos y morirán como esclavos. De esos 219 millones, la gran mayoría lo hace para empresas con intereses en Occidente: Nos fabrican los muebles, las zapatillas, los trajes deportivos, los bolsos y hasta los juguetes para nuestros propios hijos felices y sobre alimentados.

El sistema capitalista, ese que consideramos el mejor de los conocidos, está sustentado sobre sangre, marginación, muerte y miseria. Intentan convencernos de que los demás sistemas, o los anteriores al nuestro, eran aun peores. Pero yo me pregunto; ¿peores para quién? ¿Para los Vietnamitas esclavos? ¿O para el especulador sin escrúpulos que monta su fábrica de deportivos en la India?

Es curioso como, a pesar de que el asunto se lleva denunciando décadas, seguimos viviendo en nuestra urna maravillosa de consumo fanático, con los ojos cerrados y esperando que un día llegue el milagro y todo se solucione.

Construimos vayas para que la sangre y el sudor de nuestro esclavos no nos salpique. Y mientras, el mundo de allá fuera se muere…

Aquí dentro vamos a misa, llevamos a nuestros hijos al Bautismo y poco después los empujamos a la comunión. Todos nos regocijamos vestidos con trajes de 500 euros, nos emborrachamos para celebrar la unión con Dios y el Espíritu Santo y colgamos crucifijos de oro y plata en nuestros cuellos; el icono de la compasión, del sacrificio, de la bondad y el amor hacia el prójimo.

Allá afuera los niños mueren de inanición, de sobre esfuerzo o de diarreas evitables, para que aquí podamos seguir la fiesta…

¡Viva el capitalismo!

HECHOS

HECHOS

Recuerdo cuando el PP se negó por primera vez a condenar la dictadura franquista en el congreso de los diputados. Fue un espectáculo bochornoso. Pero me consolaba saber que la cosa se quedaría dentro de nuestras fronteras, como una vergüenza de familia.
Ayer, con el cinismo propio de la ultraderecha, el PP volvió a negarse a condenar la criminal dictadura en el parlamento Europeo. Fue el único partido de toda la unión que votó en contra la propuesta de 200 europarlamentarios. El único.
Es paradójico que hoy, como desde que se inició la tregua de ETA, el PP siga pidiendo, como condición indispensable para el inicio de las conversaciones, no solo la disolución definitiva de la banda, si no (y esto es lo que me parece de un cinismo intolerable) la condena de la violencia por parte de Batasuna.
Quiero quedar claro que yo exijo también la condena de la violencia para iniciar el diálogo. Pero yo lo hago desde mi posición intolerante contra todo tipo de fascismo. El PP pretende que el mundo pida perdón por sus pecados mientras ellos siguen avalando, tolerando y defendiendo una de las dictaduras más sanguinarias, salvajes y brutales de la historia de la humanidad. ¡Que gran ejemplo!
Supongo que los más jóvenes apenas saben sobre el franquismo. Estoy casi seguro de ello por que he leído los libros de texto escolares al respecto y es de vergüenza la simpleza con la que se trata el tema. España está olvidando sus orígenes e historia, con el consentimiento incomprensible de los gobiernos de izquierdas.
Yo, desde aquí, con la misma simpleza que las autoridades en educación tratan a nuestros adolescentes, me gustaría quedar claro algunos puntos al respecto de nuestro pasado reciente:
Franco se sublevó contra el poder democrático del pueblo. Eso es un hecho. Franco fusiló a miles de personas una vez acabada la guerra. Eso es un hecho. Franco condenó al destierro a cientos de miles de personas. Eso es un hecho. Franco encarceló a otros tanto por oponerse a sus ideas. Eso es un hecho. Franco ayudó a Hitler en sus propósitos imperialistas y genocidas. Eso es un hecho. Franco aplastó la cultura, la diversidad y el pensamiento libre. Eso es un hecho. Franco fue un criminal reconocido internacionalmente. Eso es un hecho. Hoy, el PP se niega a condenarlo. Eso es un hecho.
Todo lo demás sobra.

LA FRASE: La verdad puede eclipsarse pero no extinguirse.
Tito Livio (59 AC-64 AC) Historiador romano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DERECHO A NO TENER DIOS

DERECHO A NO TENER DIOS

Si creen que rescindir un contrato de servicios telefónicos es complicado, entonces es que no han intentado cambiarse de religión.
No soy católico. Nunca lo he sido. Desde que tengo uso de razón, recuerdo tener dudas e interrogantes que jamás me fueron contestados con la cordura que exigía. ¿Raro para un niño de 8 años? Sí, era raro. Pero os aseguro que jamás me tragué una sola palabra de los preceptos del catolicismo y sus “indiscutibles” dogmas.
No hice la comunión, y por consiguiente ninguno de los sacramentes que le preceden. No piso la iglesia, excepto si me lo exige el guión (bodas de amigos, entierros de familiares). Una cuestión de respeto a sus creencias.
El caso es que yo no tengo fe. Al menos la fe que intenta imponer a sus adeptos la curia Vaticana. Es más, me parecen moralmente cuestionables. Pero sin comerlo ni beberlo, con solo unos meses de vida, antes de que pudiera defenderme, me vistieron de blanco, me llevaron junto a una pila bautismal, y allí me marcaron con el estigma del catolicismo. Mi nombre se grabó en sus libros, y hoy sigue allí impreso.
No soy católico. No quiero serlo. Y no quiero pertenecer a su comunidad. Ni tan siquiera de forma simbólica.
Me dicen que no tiene importancia. Que qué más da si aparezco en un libro tal o cual.
Pero a mí si me importa. Y me importa mucho. El catolicismo, a lo largo de la historia, no representa, que digamos, el comportamiento ético por antonomasia. Preferiría ser excluido de su base de datos. Una cuestión personal. O, simplemente por que me da la gana. Ya ven, según me dijeron existen una ley de protección de datos. De hecho, y teniendo en cuenta de que los míos, como los de todos los feligreses, fueron incluidos en sus archivos sin mi consentimiento, una vez cumplida la mayoría de edad debería poder eliminarlos. Claro que si tomamos como referencia el respeto que la curia Vaticana muestra por las leyes civiles, pues como que no será tarea fácil.
En fin, que yo no soy católico. Quiero apostatar. Pero las trabas, tanto burocráticas como económicas que nos coloca la Iglesia, lo hacen tarea casi imposible.
Y para colmo la noticia de hoy me ha sentado como una patada justo donde más duele: “
PP y PSOE TUMBAN EN EL CONGRESO EL INTENTO DE IZQUIERDA UNIDA POR REGULAR LA APOSTASÍA”.
No me ha dolido por su implicación y el perjuicio que representa para la causa apostata, si no por que hasta los gobiernos de izquierdas y liberales ceden ante el chantaje del poder eclesiástico.
Un suplicio y un disgusto.
En fin, mientras tanto y hasta que otro gallo cante voy a ejercer mis “grandes” derechos democráticos y a ver si me dan de baja en “POTAFON”.
¡Que cosas!


LAS FRASES:  Soy ateo gracias a Dios.
Luis Buñuel (1900-1983) Cineasta español.

Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.
Mario Benedetti (1920-?) Escritor y poeta uruguayo.

Puede que nuestro papel en este planeta no sea alabar a Dios sino crearlo.
Arthur C. Clarke (1917-?) Escritor inglés de ciencia ficción

HASTA EL NASAL

HASTA EL NASAL

Acebes dice que el proyecto de Zapatero es el proyecto de ETA.
De veras que estoy hasta el nasal de tanto fachón. ¿Pero es que se puede ser más cínico?
La verdad es que me agotan las comparativas. Y aunque me resulta fácil desguazar la imagen de tan primitivo espécimen neo franquista, no me compensa ni el tiempo invertido ni los resultados a corto plazo. Aunque no puedo dejar de recalcar la baja moralidad del político en cuestión, propia de la ultraderecha de Le Pen, más que del centrismo que dice representar.
Si yo perteneciera a la cúpula del PP, estaría arto preocupado (que lo están) por que todo el proceso de paz puesto en marcha no llegue a buen término. Y no por lo que este supone para la memoria de las victimas ni para la estabilidad nacional, si no por el oscuro futuro que le vaticino al partido si todo sale bien.
La disgregación de la derecha española sería cuestión de meses. La paz definitiva en el País Vasco, estoy muy seguro de ello, provocaría que la facción más moderada y sensata de la derecha eligiera el alejamiento de las posturas rancias de la evidente ultraderecha que maneja los hilos del Pp. Y en muy poco tiempo asistiríamos a la creación de dos mitades perfectamente diferenciadas, como ocurre en otros países Europeos, donde los nuevos nazis, como el antes mencionado Le Pen, se presentan al electorado con la arrogancia que los define.
Estoy seguro que Acebes se sentiría allí muy a gusto. Y de paso que le pida a Aznar que lo acompañe, verás que bien y que felices todos, como manada de lobos.

ENLACE A OTRA NOTICIA RELACIONADA CON ACEBES

SE LES VE EL PLUMERO

SE LES VE EL PLUMERO

Supongo que el ejército español no quiere que se le siga relacionando con los salvajes depredadores que un día del 36 decidieron levantarse en armas contra el pueblo. Supongo que no quieren que hagamos paralelismos y los culpemos de haber llenado en otros tiempos nuestros campos y pueblos de cadáveres. Supongo que este moderno ejército no quiere que sigamos pensando que aun sueñan con Franco y sus años de gloria. Supongo que prefieren darnos una imagen de fidelidad y respeto al poder civil. Supongo por suponer. Supongo por que no puedo estar seguro. Supongo por que es posible que me equivoque.
¿Creen que exagero?
Bien, pues lean lo que sigue:
El gobierno Marroquí organizó hace pocos días un homenaje al militar Mizzian. Este señor era un repugnante asesino que se sublevó en Julio de 36 y llegó a capitán general con Franco antes de pasar al ejército Marroquí. Seres como él solo deberían ser recordados como ejemplos de mentes enfermas, viles e inhumanas. Pero lejos de ser así y en una gran fiesta de honor, acudió en representación del ejército Español el general Rafael Barbudo, recién nombrado segundo jefe del Estado Mayor. Vamos, que no fue cualquier militar chusquero al depravado evento.

Al susodicho militar (si se le puede llamar así) lo acompañó el comandante general de Melilla, el general Vicente Díaz de Villegas y el embajador Español en Rabat, Luis Planas.

“Pa flipar en to los colores”.

A mí lo del ejército casi que no me sorprende. Pero lo del embajador me parece de chiste malo. Sobre todo cuando hablamos de respeto a las victimas de tal y cual cosa.
El señor Zapatero, como superior del embajador, no parece haber puesto mucho empeño en evitar el insulto a los familiares de los muertos en la defensa de la república Española. Espero que en los días que siguen algo se oiga al respecto. Por que si no yo ya no se en que país vivo. Vamos, que quizá me ponga una boina y me eche al monte trabuco en mano.

Como posdata para los militares que perdieron el culo por acompañar al monarca Marroquí en el homenaje a Mizzian: Que queréis que os diga; fascistas como que se me queda corto.


 

LAS FRASES: Nadie se hizo perverso súbitamente.
Juvenal (67-127) Poeta satírico romano

El número de malhechores no autoriza el crimen.
Charles Dickens (1812-1870) Escritor británico.

El mal es árbol que crece y que cortado retoña.
José Hernández (1834-1886) Periodista y poeta argentino.


INDISCUTIBLE

INDISCUTIBLE

Derrocar a un dictador no es solo acabar con su gobierno y disolver las fuerzas de opresión y defensa. Derrocar un dictador implica un sin fin de responsabilidades y una enorme tarea de estabilización, control y mejoras institucionales.
El pueblo sujeto al régimen espera un crecimiento en sus libertades y un aceptable nivel de vida, digno y bajo los preceptos de los derechos humanos fundamentales. Sería absurdo embarcarse en una guerra sin un mínimo de esperanzas de mejoras vitales.
Pero en Irak, la población se encuentra inmersa en un paradójico infierno. Después de la opresión de Sadam, los Americanos desembarcaron como el Séptimo de Caballería en ayuda de la damisela cautiva por los indios. Sadam y su régimen fueron destruidos. Pero hoy, las guerras tribales, las mafias, la venganza, los saqueos y la alienación mental de la población más castigada por la muerte y la desolación, han convertido el país en un infierno aun mayor que el regido por el gran dictador.
Es por todo que debería quedarnos muy claro, a la hora de analizar la intervención de EEUU en Irak, que derrocar a un dictador no es solo acabar con su gobierno. EEUU no ha cumplido con su parte de responsabilidad, y como esperábamos los más pesimistas, se está comportando cual facción perdida del pirata Barba Roja, saqueando los recursos naturales para luego marcharse a la conquista de otro puerto.
Los civiles, es evidente, que no son su preferencia. La paz, menos aun. Y la libertad, claro que sí, solo que la de los grandes magnates y especuladores con pasaporte Americano, que ahora pueden disponer a su antojo de lo que no es suyo.
Cualquier conversación al respecto que no tenga como prioridad la estabilización inmediata del país, no merece ni mis ojos ni mis oídos. Me molesta discutir sobre la evidencia. Y más aun cuando hay gente inocente muerta de por medio.

EN UN FUTURO PROXIMO

EN UN FUTURO PROXIMO

 ¿Cómo pudo haber pasado desapercibido durante tantos años? Ni las prospecciones terrestres, ni los satélites; nadie ni nada se percató de la enorme bolsa de petróleo que yacía bajo las cordilleras de España. ¿Cómo era posible? Había permanecido allí, agazapado como un conejo, delante de nuestros ojos, esperando en el subsuelo a que lo exprimiéramos. El caso es que ahora, tras el agotamiento de los pozos de asia y américa, España se presentaba como la mayor reserva de petróleo del mundo; suficiente para abastecer al planeta durante otros cuarenta años.  

Los trabajos se iniciaron con prioridad nacional y en poco tiempo las torres metálicas se elevaban sobre el suelo público peninsular absorbiendo el jugo que nos haría a todos muy ricos; o eso es lo que debería haber sucedido. Por entonces ganó las elecciones un izquierdista que tomó la decisión de anteponer los intereses del pueblo a la avaricia empresarial que ya empezaba a aflorar. El petróleo y sus beneficios sería explotados por el estado, sin subcontratas ni favores y tecnología extranjera. Todos los beneficios serían reinvertidos de inmediato en mejoras sociales y proyectos para una economía nacional igualitaria, que terminara con la soberanía de las grandes empresas y potenciara las microeconomías y el mercado y comercio familiar.En poco tiempo, los grandes capitales planearon su ofensiva. Un gobernante como aquel era un enorme peligro para su forma de vida feudalista. Había que terminar con la situación. Pero, ¿cómo hacerlo?Seguro que había empresas extranjeras, vinculadas a los gobiernos de sus correspondientes países, que a cambio de prometerles un pedazo del pastel de la extracción del crudo, estarían muy dispuestas a ayudarles en la complicada tarea.Y entonces los grandes grupos capitalistas españoles se reunieron en secreto con los lobbis y agentes de EEUU especialistas en desestabilización de gobiernos. Un golpe de estado era una posibilidad muy arriesgada, teniendo en cuenta el apoyo popular del que disfrutaba el presidente. En otras ocasiones y en otros lugares del planeta había funcionado. Pero en España, en aquel momento, no parecía la mejor solución. Pero a pesar de ello, anteponiendo el ingente beneficio económico que supondrías el triunfo, con el favor de un pequeño porcentaje del sustrato social, que hasta ahora había mantenido una posición de privilegio económico y  poder,  y que se daba cuenta de que la bonanza llegaba a su fin, iniciaron el arriesgado golpe con la excusa de que las políticas sociales del presidente sumirían al país en una dinámica de gobierno comunista que acabaría quebrando por la corrupción institucional, como ya había sucedido en otras ocasiones. No fue difícil comprar la voluntad de altos militares. Tampoco fue difícil reconducir la línea de opinión a la prensa global, manipulada y controlada en gran parte por los poderes fácticos. Apenas quedaron pequeños medios minoritarios y marginales que dieron la voz de alarma del complot, que con la superioridad mediática de los estados fueron tachados de inmediato de conspiranoicos y alborotadores.Toda la tecnología bélica americana se puso al servicio de los golpistas, al igual que los servicios secretos. Naturalmente, aunque el pueblo rechazaba en su mayoría la intervención militar que atentó contra la voluntad democrática, el poderío bélico acalló sus voces antes de que pudieran representar algún peligro serio para el plan. El dictador se aupó al poder. Un hombre de paja procedente del más rancio ejercito. Ocultos en la sombra estaban los verdaderos responsables de la caída de la democracia: Empresarios nacionales y americanos afilándose los colmillos cual vampiros. Ellos gobernarían el país para convertir el oro negro en la fuente de un poder que arrodillaría al pueblo por muchos siglos.Los pocos focos de resistencia, que ocultos en los montes atacaban los pozos de petróleo y al ejército que los velaban, fueron aplastado con armamento químico ilegal que EEUU proporcionó al nuevo ejército español y que enseñó a usarlo. A veces, el dictador, en un acto de iniciativa propia, usaba aquel armamento,  no solo para combatir a la resistencia, si no para arrasar poblaciones enteras que se atrevía a alzarse como independentistas, en un apoyo a los pocos que seguía luchando. Niños, mujeres. Todos sucumbían a los gases venenosos. Todos…Sin escrúpulos ni compasión. Todos morían envenenados bajo la mirada ciega de los empresarios y la nación que le vendió el armamento.Con el tiempo el dictador se dio cuenta de que poseía un ejército cada vez más potente. Y su arrogancia le hizo pensar que podía independizarse de los extranjeros que controlaban desde la sombra los destinos del gobierno y del petróleo.Lo habían convertido en un hombre muy rico. Pero a pesar de que al agua aplaca la sed y la comida el hambre, el dinero no sacia la codicia.  Y el dictador quería hacerse aun más rico. No tardó en romper las secretas relaciones que tenía con los poderes ocultos de EEUU y sus empresas. Ahora todo lo que saliera de los pozos sería para él. Sólo para él.La respuesta no se hizo esperar. El gobierno oficial de EEUU y usando la voz del presidente electo, declaró al gobierno español como una dictadura peligrosa, que subyugaba a su pueblo y que podía ser refugio de terroristas dispuesto a atentar contra intereses americanos y occidentales.Un nuevo plan se fraguaba en los sótanos. Dos años después, y después de haber envenenado los medios de comunicación del mundo con la historia convenida, la ciudad de San Francisco sufrió un terrible atentado nuclear. Algo que se temía pudiera ocurrir, pero que hasta aquel momento no se había hecho realidad. El resultado de la explosión mató a 3 millones de personas, y la zona quedó contaminada para varios siglos. El gobierno de EEUU acusó a España de ocultar a los culpables y financiar la deplorable acción con la enorme fortuna del dictador. Todo estaba listo para la invasión. Después de la conmoción del pueblo americano nadie se atrevería a llevarle la contraria a su presidente. Ni se atrevería ni estaría en condiciones mentales de hacerlo. Los bombarderos sobrevolaron la península ibérica arrasando las comunicaciones, las carreteras, las fábricas, las fuentes de energía eléctrica, al ejército. Lo arrasaron todo excepto los pozos de petróleo.El país y el pueblo llano quedaron sumidos en el caos del desabastecimiento.De vez en cuando un avión se equivocaba con el objetivo y confundía un edificio de baterías antiaéreas con un colegio. Morían cientos de niños, desmembrados todos por la explosión. Cuando sus padres llegaban al lugar apenas encontraban brazos y piernas amputados. Y los más desafortunados se topaban con la cabeza deshilachada de su hijo, con las arterias aun colgando.Muchos errores militares costaban a diario la vida de familias enteras. En demasiadas ocasiones la gente regresaba a casa para encontrarse un agujero con los restos humeantes de los cuerpos muertos de sus mujeres, sus hermanos…  Escenas devastadoras que convirtió a aquellos hombres y mujeres en zombis capaces de cualquier tipo de venganza. Y la guerra siguió hasta que el dictador cayó y el pueblo quedó sumido en la desesperación más absoluta.  Ahora el petróleo volvió a las manos de los empresarios que financiaron en tiempo el golpe de estado. El militar, traidor a sus intereses, había sido capturado y presentado al pueblo como la única razón e sus desdichas.La prensa callaba, la gente solo quería vivir un día más para darle de comer a los suyos. Y los que lo perdía todo, ya nada les importaba… 

Lo que acabo de narrar, como es evidente, pertenece al género de ficción. Desafortunadamente para muchos pueblos de la tierra no ha sido solo un cuento. La política intervencionista Estadounidense ha manipulado, controlado y devastado gobiernos y países enteros con el fin de favorecer sus intereses económicos.

 

Panamá, Guatemala, Argentina, Chile, Vietnam, Laos, Camboya, Irak, Somalia… Hay una lista enorme que ha sufrido en sus carnes la desgarradora zarpa del cruel imperialismo americano. Nadie debería extrañarse del odio que generan. Nadie…

LA FRASE DE HOY:  Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

  

LOS ASESINOS DEL PENSAMIENTO

LOS ASESINOS DEL PENSAMIENTO

Todo crimen de naturaleza homicida tiene su origen en el miedo. Al acto de matar, ya sea un cuerpo físico o una idea incorpórea, proceden de la misma fuente, y son en esencia producto del terror intrínseco a lo desconocido.

Los celos, la avaricia, la envidia, el odio religioso; hay muchas razones, pero un solo resultado: la eliminación de aquello que perturba la lineal razón de la existencia del homicida.

La negativa al cambio o a una nueva circunstancia vital; (si estoy arruinado no quiero experimentar la pobreza, si mi mujer me abandona  no quiero experimentar los celos y el desamor) todo procede de la misma fuente; el miedo.

Incluso los asesinos más psicóticos, que en primera instancia parecen matar sin sentido, por puro y simple placer, es el miedo a la astenia emocional lo que los empuja a hacerlo. Necesitan sentir que están vivos. Y si la única forma que encuentran es con la sumisión y el dolor del prójimo, no dudan en quitarles la vida. El miedo a su propio sufrimiento emocional los hace aplastar al igual para sentirse bien.

Los asesinos del pensamiento viven en un mundo perturbado, como el asesino de su esposa, o aquel que mata por mandato divino. Los asesinos del pensamiento transitan con ojos desencajados, esperando que los fantasmas libertinos los atrapen para arrastrarlos al infierno. Son seres incompletos, carentes de empatía, incapaces de asimilar su procedencia humana, con los triunfos y miserias de la especie. Son renegados de su propio ser. Exiliados de su propia mente, que les perturba con cada idea que pueda remover los cimientos de lo que hasta ahora creían cierto.

Los asesinos del pensamiento se pueden esconder tras sotanas o trajes de militar, engalanados con Armani o con cutres pantalones deshilachados. Pueden estar disfrazados de cualquier especimen humano. Lo que si presentan como indudable seña de identidad es el yugo divino que blanden orgullos. Los asesinos del pensamiento, todos los asesinos del pensamiento, se esconden tras los Dioses, intranquilos por la posibilidad de verse privados de su opulenta vida material. ¡Quién lo diría! Los asesinos del pensamiento existen y son tan peligrosos como cualquier asesino. Los asesinos del pensamiento harán lo que esté de su mano para matar al pensamiento. Incluso matar al que piensa. Sucedió, sucede y sucederá…

LA FRASE DE HOYVivir sin filosofar es, propiamente, tener los ojos cerrados, sin tratar de abrirlos jamás.René Descartes (1596-1650) Filósofo y matemático francés. 

 

INSTALACIONES HAARP EN ALASKA

INSTALACIONES HAARP EN ALASKA

Entre el año 2002 y 2003 un total de noventa diputados del parlamento ruso, La Duma, integrados en los comités de Asuntos Internacionales y Defensa, hicieron público un escrito, dirigido a la ONU, en el que evidenciaban su creciente preocupación por un proyecto Americano, que consideraban una seria amenaza bélica a escala planetaria. Bajo el programa HAARP, Estados Unidos estaría creando una nueva clase de armas geofísicas, con potencial para influir en la meteorología, el comportamiento humano e incluso la biología animal. “La importancia de este salto cualitativo puede ser comparada con la transición de las armas blancas a las de fuego, o la de las convencionales a las atómicas”. En el documento los parlamentarios rusos piden la prohibición internacional de los experimentos geofísicos a gran escala. El armamento basado en HAARP tendría capacidad para destruir las comunicaciones de radio y equipos eléctricos en cohetes y naves espaciales, la interrupción de los suministros eléctricos, de gas y de petróleo, hasta provocar la aparición de enfermedades entre la población de regiones enteras.

Toda esta información ha sido silenciada en los grandes medios de comunicación, quedando relegada a minorías muy específicas y fácilmente identificables. Aunque pueda parecer una broma, el proyecto HAARP es una realidad evidente. Estamos ante una nueva forma de control imperialista, sin precedentes a lo largo de la historia de la humanidad. Si EEUU consigue tal superioridad armamentística, (en mi opinión ya dispone de dichos recursos bélicos) sus deseos serán órdenes. Y las democracias del mundo y las voces discordantes quedarán mudas o simplemente serán exterminadas.

Es el comienzo de un nuevo imperio global…

Si te interesa el tema solo tienes que introducir en la barra del buscador google; “proyecto HAARP”, y realizar una búsqueda en español.

LA FRASE DE HOY:

Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia. Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

ENLACE A PROYECTO HAARP

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LOCURA CATÓLICA

LOCURA CATÓLICA

En un país con libertad de culto, (aconfesional) que no siempre lo fue, es lógico, previsible y tolerable que la iglesia católica o cualquier otra iglesia presente planes de evangelización actualizados.
En un claro ambiente de pesimismo creciente por la pérdida masiva de feligreses, los obispos españoles, como reza la noticia del periódico EL PAIS del día 29 de Abril, están tratando las estrategias propias a los tiempos que corren para comenzar un nuevo trabajo evangelizador. Hasta aquí todo normal. Pero los obispos y el Vaticano, como era también de esperar, no se conforman con analizar sus dogmas y filosofías existenciales, si no que, para captar lo perdido, atacan con agresividad letal a cualquier corriente de pensamiento que excluya a Dios del organigrama político civil.
Lejos de hacer un auto examen con seriedad objetiva sobre el porqué del movimiento migratorio de católicos practicantes a formas filosóficas distintas, prefieren insultar con desprecio cualquier alternativa basada en la ciencia, el sentido común, el humanismo  y el agnosticismo. Curiosamente es muy probable que esa actitud intolerante sea la consecuencia de su propio declive.
Es paradójico que la iglesia arremeta contra el laicismo, afortunadamente cada vez más imperante, cuando es la única forma de gobierno que admite la libertad religiosa, de la que tan carente se consideran para impartir su apostolado. Parecen nerviosos ante una nueva corriente renacentista, que hastiada del suculento negocio que representa Dios para la alta curia, prefiere optar por la búsqueda del “mismo” en su propio interior, utilizando bases de pensamiento humano que nada tienen que ver con la fe ciega impuesta por el Vaticano siglos atrás.
El miedo atroz a la venganza de Dios, el miedo al infierno y al diablo, el miedo al prójimo corrupto, el miedo al sexo, a la homosexualidad, el miedo… base del discurso católico ya no cala con la profundidad de antaño. Si embargo, los desmanes y excesos de la curia si parecen socavar los cimientos de la iglesia como la termita a la madera. Casos extremos de pedofilia, negocios multimillonarios en inversiones de Bolsa, creación propia de negocio Bancario, discurso extremista contra el humanismo y la ciencia, anteposición de Dios a la vida del hombre, destrucción del pensamiento racional… Puede que no se estén dando cuenta de que el cambio debe empezar por ellos, y sustituir los textos caducos en los que basan sus enseñanzas por la filosofía humana construida con la experiencia  vital de miles de años.
El bien no es exclusivo de Dios. El bien existe antes de que el nombre de Dios fuera pronunciado en la tierra. El bien se ha ejercido desde siempre, con actos altruistas que consiguieron que nuestra especie avanzara y perdurar hasta hoy. Y es justo decir que los periodos de sociedades arropadas por la religiosidad extrema solo han servido para atrasar y sumir en el oscurantismo el rico y próspero pensamiento humano.
El bien y el mal son propios de nuestra especie, son propios del hombre como la noche y el día de nuestro planeta. Elegir el camino del bien o del mal es una opción personal, que nunca está basada en el Dios al que promulgas tu fe: Hitler era católico, Franco era católico, Crisóstomo era católico… y cuantos otros asesinos lo eran. Por eso afirmo que el mal es una opción vital, nunca influenciada por deidades. Lo que el ser humano hace es adaptar la deidad a su propia filosofía. Mi pensamiento antepone al hombre por encima de Dios. Es al hombre a quien conozco. Es al  hombre quien adoro…y a  quien odio.

Enlace sobre la doble moral católica.

LAS FRASES DE HOY:
Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda. Mario Benedetti (1920-?) Escritor y poeta uruguayo.
Los que de veras buscan a Dios, dentro de los santuarios se ahogan.Proverbio árabe

 

EEUU; POLICIA MUNDIAL.

EEUU; POLICIA MUNDIAL.

EEUU tiene en nómina a 100.000 agentes secretos. Aunque debe ser difícil ocultar a tanto 007, el país más poderoso del mundo lo consigue con un presupuesto anual que supera al de toda la armada española. EEUU se gasta en sus servicios secretos una pasta gansa. Y digo yo si estará justificado tanto dinero, sobre todo después de  los fiascos del 11 de septiembre, Afganistán, el paradero de Bin Laden, o las armas de destrucción masiva que almacenaba Irak. El caso es que los señores norteamericanos han decido erigirse como los “polis” del mundo con acciones como los vuelos secretos en el continente Europeo, deteniendo sospechosos a diestro y siniestro para luego torturarlos en países tercermundistas. Allí  seguro que ninguna asociación de derechos humanos los molesta. Y digo yo que de que sirve la tortura; por que si a mi me sacan las uñas de los pies confieso hasta el asesinato de Kennedy. O sea, que la información que optendrían no sería demasiado veraz. Supongo que pasará lo mismo con cualquier inocente al que inflen a ostias para sonsacarle una información que no conoce. Ya se la inventará.

Los americanos ven terroristas hasta en la sopa. Los ven en la cara de sus vecinos, en el panadero, en el del carrito de los helados. Una paranoia de difícil solución.

Curiosamente piensan que el terrorismo es un fenómeno espontáneo, carente de toda lógica y basado en el odio gratuito. Quizá, si echaran la vista atrás y analizaran la política de explotación imperialista que ejercen desde la 2º guerra mundial, se darían cuenta de que puede que haya muchos seres humanos que están sufriendo lo indecible gracias a sus constantes apoyos a dictadores sanguinarios, que por un poco de pasta han consentido la explotación indiscriminada de la materia prima de medio planeta por empresas U.S.A.

El terrorismo se origina en la desesperanza y la carencia absoluta de expectativas. La miseria y el desconsuelo generado en las dictaduras son su fuente principal. Ese es el terrorismo más peligroso; cuando un ser humano considera todo perdido y solo quiere venganza para él y los suyos.

Luego tenemos al terrorismo integrista, fundamentado en mensajes divinos, parecidos a los que promulga el propio Bush al decir cosas como: “solo la historia y Dios podrán juzgarme. ¿Cuál es la supuesta diferencia, entonces, entre el señor Bush y el propio Laden?

Los poderes fácticos de uno y otro lado están usando las mentes cortas de estos líderes de masas para manipular el curso de la historia a su antojo. Nada es lo que parece. Nada excepto los hilos que los mueven.

Estamos envueltos en una pelea de gigantes, y como dijo un gran filósofo; Cuando dos elefantes luchan, la hierba es la que sufre.

.-DATOS SOBRE LA POLITICA IMPERIALISTA DE EEUU (interesante documento)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres